martes, 26 de diciembre de 2006

LOS PRINCIPIOS
Supongo que la proliferación de blogs (algunos de ellos muy especializados) viene de la necesidad que tenemos los humanos de contar, también de compartir y la red ha demostrado que, por muy singular y especial que te consideres, siempre hay alguien que aunque se encuentre a miles de kilómetros puede compartir tus mismas aficiones, pasatiempos o "cuelgues". Pues bien, en este espacio, hablaré de mí, para poder opinar de todo lo que me gusta o no me gusta para, en resumen, hablar de los demás. Referentes, influencias, iconos fetiches, etc. sería, un poco, como el "me gusta" "no me gusta" de la película Amelie. Los "cuelgues" por aficiones no tienen una explicación racional, ocurren un buen día, sobretodo en la etapa infantil, y te acompañan, casi siempre, durante toda tu vida, a veces, como es mi caso, una de las aficiones "cuelgue" pasa a ser tu profesión y, poco a poco, ésa pasión irracional se enfría. No es lo mismo una afición que un trabajo ya que, la profesionalización, conlleva responsabilidades y obligaciones que no son propias de una afición. El interés por contar todo esto viene al comprobar que lo que me ocurrió cuando era niño a otros también les había pasado y sigue sucediendo en la actualidad. No es nada raro que un niño se aficione, de forma desmesurada, al fútbol, por qué tiene que ser raro que un niño viva con pasión su afición a las fallas y la música pop? Por qué "Batut de falles i música pop"? Por qué "Batut"? Porque el batido propicia siempre una buena mezcla; además, después de la Coca-Cola y la Pepsi, la bebida más pop son los batidos, con esos colores tan chillones que me recuerdan las heladerías americanas de los 50's. Por qué "falles"? Porque la falla entendida como monumento, catafalco, instalación.... fué mi "cuelgue" convertido, posteriormente, en mi profesión. Por qué "música pop"? Porque la banda sonora que acompañó a mi cuelgue por las fallas fué la música pop. He intentado describir el contenido que me gustaría que tuviera el blog, apuntar que, mis pretensiones, son muy modestas, no soy escritor, ni historiador, ni erudito, la finalidad de estos textos es la de compartir experiencias con amigos y gente afín que se identifique con los contenidos y demostrar, por si aún no ha quedado claro, a estas alturas de siglo, que la mezcla proporciona resultados muy interesantes y no hay afición que no se pueda compaginar. Así que.... señoras y señores, abróchense los cinturones que comenzamos un viaje a través de la cultura popular de los siglos XX y XXI. Los textos y el material gráfico que aparecerán en las narraciones tendrán, en su mayoría, un carácter retro pero, también intentaré introducir algunos que hayan ocurrido en el pasado más próximo. Espero que os apetezca opinar y os invito a ello. Como final, decir que lo titulo en valenciano, porque el blog nace con vocación bilingüe ya que, aunque la inmensa mayoría de capitalinos nos expresemos mejor en castellano, debo reconocer que la lengua de las fallas es el valenciano.

Heladería típica americana

1 comentario:

Fernando Morales dijo...

Por fin se ha hecho realidad el blog. Por ahora lo que has contado me ha parecido muy interesante. Y, aunque desde otra generación, me he sentido muy identificado con el descubrimiento de la plastilina o el sentimiento comercial y navideño. // Como verás mi blog fallero no se actualiza desde hace un tiempo. Y es que me queda poco tiempo libre últimamente. Eso me ha impedido ponerme en contacto contigo para tomar algo y charrar. Pero en un par de semanas, cuando terminen mis pesadillas, te llamo. I promise you. ;)